28.9.08

Remember Kiosco

Y, retomando la costumbre del autobombo, recuerdo la existencia de mi blog de propaganda desvergonzada: el Kiosco.