27.4.06

Dedicatorias de Yo soy el Diego

A Dalma Nerea y Gíaninna Dinorah Maradona.
A mis viejos, Chitoro y Tota.
A mi mujer, la Claudia.
A mis hermanos, el Lalo y el Turco.
A mis hermanas, Ana, Kity, Lili, Mary y Caly.
A mi amigo, Guillermo Cóppola.
Y a todos los futbolistas del mundo.
A Fidel Castro y, por él, a todo el pueblo cubano.
A Rodrigo.
A Carlos Menem.
A todos mis sobrinos.
A todos los Cebollitas.
A todo Fiorito.
A los napolitanos.
A los hinchas de Boca.
A la gente de La Quiaca.
A Francis Cornejo.
A Caniggia y sus hijos.
A Marito Kempes.
A Claudio Husain, el Turu Flores, el Turco Asad y el Rifle Pandolfi.
A la memoria de Juan Funes.
A Julio Grondona.
A Ciro Ferrara.
A Salvatore Bagni.
A Rivelinho.
A Agustín Pichot.
A los chicos del voley.
A Emiliano Díaz, el hijo de Ramón.
A los abogados que sacaron a mi amigo de la cárcel.
A Carlos.
A Salvatore Carmando.
A Quique y a Gabriel.
A Los Piojos.
A Charly y a Calamaro.
A Lauría.
A Gabriel.
A Ornar.
A Leo.
A Fede Ribero y Andrea Burstein.
A todos los pibes de Tortugas.
A Cristian de Las Cañitas.
Al doctor Oliva.
Al doctor Lentini.
Al Ciego Signorini.
Al Renegado Villamitjana.
Al Negro Avila.
A Costy Vigil.
A la gente del Cristóforo Colombo.
A Shaquille O'Neal, Michael Jordán y las torres gemelas de San Antonio.
Y por último, a mi corazón y a Dios.