21.3.10

El arte de injuriar


El parto

por Horacio Verbitsky

Al Grupo Ahhh... le llevó los nueve meses de un embarazo normal descubrir que el 28 de junio del año pasado no había ganado las elecciones legislativas de medio término.
(...)
Si no fuera por los tránsfugas que después de la elección se pasaron de bando o se corrieron algunos metros para negociar mejor se hubiera advertido aún antes que un Morales y un Solá no hacen un Morales Solá.
(...)
Después de varias semanas de duchas heladas que disolvieron el lodo mediático que lo entibiaba, el Grupo Ahhh está algo más resignado a reconocer que merecen tanto respeto los resultados electorales de 2009 como los de 2007 y 2005 (...).
La misma desazón se aprecia en las columnas de opinión en diarios, radio y televisión que cada día con menos eufemismos califican como inútiles a los políticos del Grupo Ahhh. Es injusto arrojarlos al precipicio con desdén, porque esos hombres y mujeres que hoy parecen patéticos no hicieron más que cumplir lo que les señalaban como su deber republicano los mismos que hoy los cubren de invectivas (...).
Carrió expande cada semana el área de sus fobias y es un modelo tan atractivo para pregonar la concordia política como el consumo de un yogurt dietético.
(...)

Nota completa.