10.1.11

Leer hace mal

Algunas informaciones señalan que, en el perfil de Jared Lee Loughner, el asesino de Arizona, figuraban algunos de sus libros preferidos, entre ellos: Mi lucha, de Adolf Hitler; El manifiesto comunista, de Marx y Engels; Rebelión en la granja, de George Orwell; El Mago de Oz, de Lyman Frank Baum; Fahrenheit 451, de Ray Bradbury; Peter Pan, de James Matthew Barrie, y Alguien voló sobre el nido del cucú, de Ken Kesey.
Nadie ha reparado, hasta ahora, que frases como "No puedo confiar en gobierno actual debido a estas ratificaciones: el gobierno pretende el control mental y el lavado de cerebro de la gente mediante el control de la gramática", "No voy a confiar en Dios" y "¿Qué es el gobierno si las palabras no tienen sentido?" remiten más bien a William Burroughs.