17.2.12

FILMOTECA – Temas de cine



Sala del Sindicato de Operadores Cinematográficos (Viamonte 2045)
$ 15 y $10 para estudiantes y jubilados. ¡Estudie o jubílese!
Programación y presentación: Fernando Martín Peña y Fabio Manes

Jueves 16 de febrero 2012 - ¡Jornada explosiva!

19hs. Viento Salvaje (Blowing Wild, EUA-1953) dir. Hugo Fregonese, c/Gary Cooper, Barbara Stanwyck, Antony Quinn, Ward Bond, Ruth Roman. 90’.
Dos amigos fracasan en la extracción de petróleo debido al ataque de unos bandidos y se ven obligados trabajar para otros, lo que revive heridas del pasado. El libreto de Philip Yordan es episódico y en algunos incidentes recuerda sospechosamente a El tesoro de la Sierra Madre y a El salario del miedo. Pero Fregonese, el único argentino que triunfó en Hollywood, supera ese material en cada instancia con su característico gusto por el suspenso y la concentración dramática y saca el mayor partido posible de las afianzadas personalidades de sus estrellas. La Filmoteca adquirió un negativo del film en 35mm. a su último distribuidor (Cinematográfica Victoria) y logró obtener la copia nueva que se exhibe, poco antes de que se deteriorara a causa del temible síndrome del vinagre.

21hs. El salario del miedo (Francia / Italia-1952) dir. Henri-Georges Clouzot, c/Yves Montand, Charles Vanel, Folco Lulli, Peter Van Eyck, Vera Clouzot. 120’.
Un pozo de petróleo se ha incendiado y el fuego es tan intenso que no es posible apagarlo, excepto con una gran explosión. En un miserable pueblo cercano, un grupo de hombres que no tienen nada que perder son contratados por la empresa petrolera para transportar unas cajas de nitroglicerina hasta el pozo de petróleo. La recompensa: una suma de dinero suficiente para “salvarse”. Los inconvenientes: la nitroglicerina es altamente inestable y el camino de montaña está plagado de obstáculos y peligros. Esta particular característica del guión (donde el peligro no se presenta en forma intermitente sino que es constante) hace que tanto los protagonistas como los espectadores no tengan un solo instante de paz, siendo El Salario del Miedo un caso raro de película donde la curva dramática no es curva sino que está siempre en un constante ascenso. Como ocurre con toda verdadera película de culto, El Salario del Miedo es de esas películas que jamás se olvidan y que generan adicción.


Viernes 17 - El honor de vencer es su premio / combatir como un Gran Caballero

19hs. Reencuentro con la gloria (Argentina, 1956-57, estrenada en 1962) dir. Iván Grondona, c/Martín Karadagián, Lilian del Río, Orestes Soriani, Perla Santalla. 70’.
Caso único en el cine argentino, es una película de luchadores que comenzó a filmarse en 1956, cuando el género recién comenzaba a delinearse en México, país donde se desarrolló hasta convertirse en una pasión de multitudes. Antes de que aparecieran Santo, Blue Demon y un sinfín de luchadores enmascarados, y de que se establecieran definitivamente las reglas del cine de catch (tramas sencillas e interminaaaables escenas documentales de lucha), su director, Iván Grondona –que se tenía una fe admirable- intentó hacer un drama psicológico (con catch) protagonizado por Martín Karadagián en el papel de Pantera, un luchador que cree haber matado a un amigo en el ring y es atormentado por su conciencia. El resultado final tiene grandes momentos de comedia involuntaria, pero también una candidez ante la cual es imposible no sentir empatía. La participación de la prestigiosa actriz Perla Santalla en una película como ésta se explica porque era la mujer de Iván Grondona.

21hs. El luchador (The Set-Up, EUA-1948) dir. Robert Wise, c/Robert Ryan, Audrey Totter, George Tobias, Alan Baxter, Wallace Ford. 72’.El luchador del título en castellano es Robert Ryan, en el papel de su vida como un boxeador fracasado, pero el término original en inglés refiere a un “arreglo” del que no conviene anticipar nada. El tema se inspira en un poema trágico y el film resultó extraordinario, en parte porque sus responsables se atrevieron a llevarlo adelante sin concesión alguna a la taquilla, quizá alentados por la influencia contemporánea del neorrealismo. Pero en parte también porque la trama fue servida por una realización magistral de Wise, varios años antes de perderse entre éxitos y premios de la Academia. No está de más recordar que la historia de Bruce Willis en Pulp Fiction de Tarantino comienza con una variación libre sobre el final de El luchador.

23hs. La ira del espadachín manco (San duk bei do, Hong-Kong-1971) dir. Chang Cheh, c/ David Chiang, Lung Ti, Chung Wang, Lei Cheng, Feng Ku, Wang Yu. 102’.El título resume bastante bien el tema: el protagonista es efectivamente un espadachín que pierde un brazo y que eventualmente se enoja mucho. Pero desde luego este es el tipo de film en el que no importa tanto qué ocurre sino cómo ocurre. El cine de acción chino tuvo un apogeo reciente gracias al éxito internacional de las películas de Tsui Hark y John Woo, que además fueron aclamadas por la crítica seria. Pocos quisieron recordar entonces que ese cine, en tema y forma, tenía su origen en una generación anterior de directores, como King Hu y Chang Cheh (con quien Woo trabajó como asistente), cuyos films de acción también trascendieron las fronteras y fueron muy populares aunque la crítica los ignoró. En Argentina, de hecho, la censura solía prohibirlos. Esta copia es una de las pocas que sobreviven intactas de esos años y permite apreciar un auténtico despliegue de imaginación formal, amistad viril y artes mutilatorias, en el mejor formato posible: 35mm. y pantalla ancha.


Sábado 18 - Narciso Ibáñez Menta

19hs. Maleficio – Tres citas con el destino (Argentina-España- Mexico, 1954) dir. Leon Klimovsky, Florián Rey y Fernando de Fuentes. c/Narciso Ibáñez Menta, Olga Zubarry, Nathán Pinzón, Jorge Mistral, Amparo Rivelles. 103’.
De la extensa galería de personajes que Narciso Ibáñez Menta interpretó en el cine (fundamentalmente en Argentina y en España) sobresalen dos tipos característicos: el hombre honesto, crédulo, muchas veces un pobre desgraciado, y el extremo opuesto, el ser oscuro, malvado, muchas veces monstruoso. En la película en episodios Maleficio (1954), coproducción entre Argentina, España y México, se da la rara oportunidad de ver a los dos Narcisos juntos, no solo en la misma película sino en la misma escena. Los tres episodios de Maleficio giran en torno a tramas policiales, aunque cada uno tiene un tono particular: el episodio argentino, dirigido por Leon Klimovsky e interpretado por N.I.M, se relaciona con el tema del doble y el género de terror, mientras que el episodio mexicano tiene toques de comedia y el español es una extraña pero muy eficaz mezcla de film noir y flamenco. Rarísima en nuestro país, la copia exhibida fue encontrada en EE. UU., donde probablemente se haya proyectado para la comunidad latina.

21hs. El que recibe las bofetadas (Argentina, 1954) dir. Boris H. Hardy, c/Narciso Ibáñez Menta, Guillermo Battaglia y Golde Flami. 96’.
El masoquismo está siempre presente en la obra de Lon Chaney, tal vez el más grande actor que haya existido y al que se recuerda principalmente por sus interpretaciones de seres torturados y/o monstruosos o amputados. Las dos películas que representan de manera más extrema esta tendencia son El Hombre sin Brazos y El que Recibe las Bofetadas, adaptación de la obra de Leónidas Andreiev, sobre un hombre que tras ser humillado por su mujer y sus colegas se dedica a trabajar como payaso en un circo, basando su comicidad en -como dice el título- recibir bofetadas. Lon Chaney fue la inspiración y el modelo a seguir por N.I.M., y esa autoflagelación tan característica de la obra de Chaney también está presente en muchas de sus películas, a veces expresada como un intenso sufrimiento interior, otras, como en esta versión fiel a la versión de Chaney, literalmente. Poco vista en la actualidad, se exhibe en una excelente copia original.

23hs. Obras maestras del terror (Argentina, 1960) de Enrique Carreras, c/ Narciso Ibáñez Menta, Carlos Estrada, Narciso Ibáñez Serrador, Osvaldo Pacheco, Silvia Montanari, Mercedes Carreras. 115’.
Si Narciso Ibáñez Menta hubiera hablado en inglés, hoy los libros de historia del cine lo citarían como uno de los más grandes actores del cine de terror, junto a Lon Chaney o Vincent Price. Pero no fue así. N.I.M. es muy reconocido en los países de habla hispana, pero no en el resto del mundo, donde sus películas no se estrenaron o se estrenaron dobladas, aniquilando así una de las características más notables de Narciso: su increíble, profunda y reverberante voz. Esta es la razón por la cual cuando se cita la serie de adaptaciones de Poe que hizo Corman, nadie dice que todo eso ya lo hicieron antes en Argentina. Dividida en tres episodios que adaptan tres cuentos de Edgar Allan Poe (“El Caso del Señor Valdemar”, “El Tonel del Amontillado” y “El Corazón Delator”), Obras Maestras del Terror se encuentra entre lo mejor del no muy prolífico -pero no por eso menos interesante- cine fantástico nacional. Los negativos de esta película ya no existen, por lo que esta bonita copia original es una rara oportunidad de verla como se debe.


Domingo 19 - Ciencia-ficción a la europea

17hs. Omicron, la fogosa criatura del planeta Ultra (Omicron, Italia-1965) dir. Ugo Gregoretti, c/Renato Salvatori, Rosemary Dexter, Ida Sarasini, Gaetano Quartaro, Mada Carisi. 89’.
Un extraterrestre se aloja en el cuerpo de un obrero industrial y desde allí procura comprender no sólo sus funciones biológicas sino también el funcionamiento de nuestra sociedad, con intención de invadirla. Gregoretti filmó poco (su trabajo más conocido es un episodio del film colectivo RoGoPaG) pero Omicron debiera bastar para recordarlo mejor en la historia del cine, debido a la inteligencia con que combina sátira social y ciencia ficción. En pleno auge del cine político italiano (que dio films esenciales como Los compañeros, Salvatore Giuliano o La batalla de Argelia), Omicron es marxista y divertido al mismo tiempo, una combinación casi imposible. La copia tiene sus cosas, pero se trata de un film imposible de ver en cualquier formato de video hogareño porque el mundo parece haber olvidado por completo al pobre Gregoretti. El título de estreno en Argentina intentó, sin mucho éxito, apelar a los bajos instintos del espectador. 

19hs. Alphaville (Alphaville, une étrange aventure de Lemmy Caution, Francia-1965) dir. Jean-Luc Godard, c/Eddie Constantine, Anna Karina, Akim Tamiroff, Howard Vernon, Christa Lang. 95’.El detective o agente secreto o superhéroe Lemmy Caution viaja a otro planeta o a otra galaxia o a otra dimensión con la misión de encontrar a un importante científico que ha sido capturado. Se encuentra así con Alphaville, un sitio donde ha sido abolida toda emoción. Por suerte, el cauto Caution lleva consigo los poemas de Paul Éluard. El término “postmodernidad” no se había inventado cuando Godard se lanzó a realizar este film que condensa y define todos sus postulados. Todo aparece resignificado en este film auténticamente genial, desde un ventilador hasta el mismo personaje de Lemmy Caution, que venía de la literatura popular y el cine de clase B, siempre interpretado por Eddie “Cara de Granito” Constantine. Se exhibirá en copia nueva, 35mm.