24.5.08

"Hambre y piojos", por Osvaldo Bayer