26.2.10

Declaración de CONADU Histórica a los docentes de las universidades nacionales de todo el país

Jujuy al día – El gobierno nacional y los rectores del CIN dilatan la convocatoria a la Mesa de Negociación Salarial. Se evidencia en los hechos, una vez más, el desinterés de las autoridades en dar respuestas a los docentes de las Universidades Nacionales sobre el acuciante deterioro salarial (y que Conadu Histórica denunció desde el año pasado, en ocasión de exigir infructuosamente la reapertura de la discusión salarial) y la carencia de las mínimas garantías protectivas en materia laboral.
La CONADU Histórica se dirige a los 150.000 docentes universitarios y preuniversitarios, investigadores y creadores de las UNNN. Nos dirigimos a todos y todas, cualquiera sea su lugar de trabajo, su cargo, su dedicación o sus tareas en el aula, el taller, el laboratorio. Nos dirigimos a todos, ad honorem, rentados, interinos, regulares, contratados y, cualquiera sea la asociación gremial en la que se nuclee, incluso si no está afiliado a ninguna de ellas.
La situación salarial es producto de que tanto el oficialismo como la oposición del sistema pretenden que seamos los trabajadores y las mayorías populares los que paguemos la crisis económica que no generamos. Pretenden que, antes que nada, se siga pagando la usurera y fraudulenta deuda pública -casi $ 100.000 millones de nación y provincias sólo este año- sea con el presupuesto o con “fondos del bicentenario”. El pago de subsidios -más de $30.000 millones- y el uso de fondos de la Anses completan el cuadro que lleva al hundimiento de la salud, la educación, los planes sociales contra la desocupación, la vivienda y al pago de una miserable jubilación. El pago de la deuda externa y los subsidios a los sectores concentrados son la fuente de la crisis fiscal y la inflación resultante es el mecanismo de confiscación de los salarios.
El proceso inflacionario desatado (disfrazado por el Gobierno Nacional de “reacomodamiento de precios”) castiga los bolsillos de los trabajadores, ya golpeados por los despidos provocados por la crisis en 2009; por la continuidad del trabajo en negro; por variadas formas de trabajo precarizado, y por la pretensión de congelar los salarios o imponerles topes por debajo del incremento real de precios. Sólo la pérdida del poder adquisitivo de nuestros salarios en los últimos dos años es superior al 30 %.
NUESTRO SALARIO DE BOLSILLO PARA EL CARGO TESTIGO ($1.490) ES PRACTICAMENTE EL MISMO QUE EL SALARIO MÍNIMO. ES UN SALARIO QUE SE ENCUENTRA POR DEBAJO DE LA LÍNEA DE POBREZA Y REPRESENTA CASI LA MITAD DE LA MEDIA CANASTA FAMILIAR ($2.650) QUE ES NUESTRO RECLAMO HISTÓRICO.
El 90% del presupuesto universitario ($10.000 millones un 10% de los vencimientos de la deuda) se destina al pago de salarios insuficientes y por ello asistimos al literal derrumbe de los edificios, al hacinamiento en las aulas, a la falta de insumos en los hospitales universitarios, de tecnología y herramientas en los laboratorios y talleres.
El trabajo precario tiene en la universidad una fuente inagotable: miles de docentes trabajan gratuitamente y más del 70% de los rentados son interinos o contratados. La estabilidad laboral y la carrera docente son una necesidad de los trabajadores y una premisa de la mejora de la universidad pública.
Frente a todo esto DEBEMOS IMPONER UNA INMEDIATA NEGOCIACIÓN Y RECOMPOSICIÓN SALARIAL ante la escalada inflacionaria. La CONADU Histórica es la única Federación que ha intimado al gobierno y al CIN a dar una respuesta.
La Mesa Ejecutiva de la Conadu Histórica convoca a todos los docentes a debatir estas posiciones y reclamos en cada lugar de trabajo, en reuniones y asambleas que den mandato para fijar un pliego en común y las acciones necesarias para alcanzarlo a nivel nacional.
Con esta metodología y con la acción directa alcanzamos en 1987 la media canasta que los procesos de hiperinflación y privatización devoraron, en el 2005 el blanqueo salarial y el reconocimiento de la primera fase de los ad-honorem y en 2009 el 82% móvil para nuestros jubilados. Hoy vamos por:
Salario para el cargo testigo igual a la media canasta familiar
Derogación del impuesto a las Ganancias sobre los salarios
Estabilidad laboral y Carrera docente, finalización de todas las formas de precarización
Salario para todos los ad-honorem
Triplicación del presupuesto de educación, salud e investigación. No al pago de la deuda pública a costa de la educación y las mayorías populares

MESA EJECUTIVA NACIONAL CONADU HISTÓRICA-CTA