15.10.05

En este número de El interpretador, la extraordinaria polémica sobre la lucha armada, publicada originalmente en la revista La Intemperie.
Muy difícil es para mí opinar rápidamente sin parecer frívolo o superficial. Quizás podría coincidir con Tejerina, pero leyendo todas las cartas me acuerdo de la famosa frase de Las reglas del juego, de Renoir: "Lo malo es que todo el mundo tiene sus razones." (Y ya poner esto es frívolo y superficial, lo veo.)