15.1.06

Yvonizándome

Sólo un rato, con permiso de SL.
Es increíble cómo cunden en toda clase de medios, aun en plumas irreprochables, quizás a resguardo de la raza maldita de los correctores, faltas de ortografía ya endémicas como *"exhuberancia", *"cotidianeidad" e *"idiosincracia".
Claro, habida cuenta de los dislates académicos del nuevo "Diccionario (sic) panhispánico (sic) de dudas (sic)", no es de extrañar tal viva la pepa.