30.12.06

Qué fácil es caerle a Tinelli. Sin embargo, el tipo hace bosta y es consciente de que hace bosta (que lo admitiera sería demasiado, aunque está cerca, si se lo escucha bien).
Más difícil, parece, es criticar ciertos productos de qualité, tipo Mujeres asesinas o Montecristo, que extrañamente concitan el elogio cuasi unánime de cierto progresismo cultural.
Entre paréntesis, no seguí mucho la telenovela, pero vi el último capítulo y me pareció, esto sí, una bosta. Peor incluso de lo que suponía (¡le había dado la derecha a ese progresismo!). Me confirmó que el verdadero "relato" televisivo está en Tinelli. Lo demás es márketing disfrazado, es decir, doblemente repulsivo.
En otro lado dije que me quedaba con Hermanos & detectives, es cierto. Pero ahora quiero subir la apuesta: me quedo con Tinelli.