19.2.07

El hombre dijo que a veces parece que ya todo está hecho y dicho en la propia vida, y a veces no. Y que eso no depende necesariamente de la edad. Ni, por supuesto, de que sea cierto o no.
—Para mí —respondí—, eso varía según la hora del día. No, miento, según la luz de cada hora del día.
—¿Y la noche?
Asentí.
—A la noche todo parece posible.