16.5.09

Ironía por la culata

Revolución chavista en las Bibliotecas. ...?

El presidente venezolano impulsa un plan de lectura de textos sobre su proyecto socialista
CARACAS.- El gobierno venezolano ha decidido llenar de nuevos libros la "sección ideológica", instalada durante los últimos cinco años en las Bibliotecas públicas del país, como parte del Plan Revolucionario de Lectura (PRL) que busca estimular a los nuevos lectores y, sobre todo, "reafirmar los valores conducentes a la consolidación del hombre nuevo y la mujer nueva, como base para la construcción de la patria socialista", "desmontar el imaginario del capitalismo" y "recontextualizar la historia", según el Ministerio de Cultura.
"Leer, leer, leer y leer, consigna de todos los días. Lectura para la conciencia", dijo el presidente Hugo Chávez, al anunciar hace días el lanzamiento del proyecto. "Tenemos que inyectarle a la contrarrevolució n todos los días una dosis de liberación a través de la lectura", afirmó.
Buena parte de la literatura que sustenta el entramado ideológico de la revolución ya está en los estantes. Las bibliotecas han sido equipadas a toda máquina con ejemplares de El socialismo venezolano y el partido que lo impulsará, un libro escrito a cuatro manos por el ministro de Finanzas, Alí Rodríguez, y el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Alberto Müller Rojas. También con títulos como ¿Por qué soy chavista?, del ex ministro del Poder Popular para la Cultura, Farruco Sesto, e Ideas cristianas y otros aportes al debate socialista , que reúne extractos de los discursos de Hugo Chávez en torno al tema de la condición socialista de Jesús de Nazareth. Tampoco faltarán tomos sobre el pensamiento del Che Guevara y El Manifiesto Comunista.
¿Es un proyecto ideológico? "Sí que lo es", dice Edgar Páez, representante de la Oficina Nacional del PRL, con la convicción de que hasta las recetas de cocina guardan entre sus líneas un metamensaje ideológico. Una de sus preocupaciones, dice Páez, es que "nuestros niños están siendo formados con libros que aún llaman «descubrimiento» a la invasión del imperio español u otros eufemismos que buscan endulzar el genocidio de los pueblos originarios. Nosotros queremos comenzar a llamar a las cosas por su nombre".
Escuadras para leer
En su primera etapa, el PRL está dirigido a los adultos de las organizaciones vecinales, obreras y estudiantiles creadas por el Gobierno como base social de su proyecto político: a los consejos comunales, a las empresas de producción socialista, a las aldeas universitarias. Luego vendrá el turno de las escuelas y los hospitales.
La aplicación del PRL tiene un cronograma muy concreto. "Primero viene el momento de la selección y organización de los grupos, en el que debemos atraer a la gente hacia la lectura con libros como las Cartas de amor de Manuela Sáenz a Simón Bolívar, para que le agarren el gusto al asunto y no se aburran. Después viene el trabajo ideológico y la división en escuadras revolucionarias de lectura", dice Luisa, presidenta de un consejo comunal.
Aparte de los libros antes mencionados, se promoverá la lectura de alrededor de un centenar de obras de autores venezolanos y extranjeros, todas editadas en el país y repartidas en forma gratuita. Entre ellos aparece Inventamos o erramos , escrita en el siglo XIX por Simón Rodríguez, maestro de Simón Bolívar, y algunos textos que fueron objeto de culto entre la izquierda venezolana de los 60 y 70 como Venezuela violenta, de Orlando Araujo y Teoría de la ideología, de Ludovico Silva. También se incluyen libros más recientes como Dictadura mediática, de Luis Britto García; Discursos de Chávez, de Leonardo Ruiz; Che, comandante del Alba, de Modaira Rubio; y El código Chávez, de Eva Golinger.

Maye Primera -El País
Fuente: Diario La Nación – 16-05.2009