17.12.09

Repudio

DECLARACIÓN DE REPUDIO A LA ASAMBLEA UNIVERSITARA DEL 14 DE DICIEMBRE DE 2009 Y A LA REELECCIÓN DEL RECTOR HALLÚ

Los graduados de la Agrupación Propuesta manifestamos nuestro enérgico repudio a la reelección del rector Rubén Hallú y a la Asamblea Universitaria del día de la fecha, llevada a cabo en medio de una feroz represión policial contra estudiantes y docentes, porque se efectuó sobre la base de quebrar el compromiso asumido por el mismo rector de convocar a una asamblea universitaria que debatiera democráticamente la reforma del Estatuto Universitario vigente en la UBA. No sólo no cumplió el compromiso sino que, con este accionar, se ahonda aún más la crisis profunda que padece nuestra Universidad desde hace décadas: el carácter antidemocrático y reaccionario de toda la estructura que denigra el concepto de co-gobierno planteado por la Reforma de 1918. Un gobierno donde domina una mayoría absoluta que representa a menos del 1% de la comunidad universitaria (docentes, estudiantes, no docentes) y a menos del 8% de sus docentes. Es claro que se está ante dos proyectos, dos modos diametralmente opuestos de concebir a la Universidad y su futuro. El proyecto oficial que, aggiornando la retórica, completa la inconclusa reforma que supone la implementación del modelo mercantil inscripto en la menemista Ley de Educación Superior y otro proyecto que convierte en derechos de los docentes y toda la comunidad académica los valores democráticos. Es decir, hacer posible la mínima base que requiere una institucionalidad democrática: dotar a todos los docentes de la UBA de “ciudadanía política”, esto es, el derecho elemental a participar, a tener representación en el cogobierno, a elegir y ser elegido, y no como ahora que casi el 90% de los docentes está excluido de parte de la sobrerrepresentada y progresivamente reducida casta de profesores regulares sobre la que reposa el actual cogobierno; cambio que, además, impone la inmediata necesidad de ampliar la representación estudiantil, y darle legítima y activa representación al mal llamado personal “no docente”. Reiteramos, además, nuestra denuncia y nuestro repudio porque no sólo se busca perpetuar una gestión sino que esta reelección claramente habilita la profundización de las tendencias a la mercantilización de nuestra universidad pública, como lo ha demostrado el hecho de la aceptación de los fondos de la contaminante Minera La Alumbrera y la suscripción de cinco mil convenios comerciales entre la universidad y las empresas, dejando al desnudo la asfixia presupuestaria en materia educativa y científico-tecnológica. Por todo esto y haciéndonos eco del llamamiento de nuestro gremio, la AGD-UBA, convocamos a todos los docentes, investigadores, graduados y estudiantes consustanciados con los derechos democráticos y con la necesidad de refundar nuestra Universidad sobre los principios señalados, a acompañar esta declaración de repudio, a deliberar, pronunciarse y actuar en consecuencia.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 14 de diciembre de 2009