22.9.04

Para deprimirse en primavera (no suicidarse, no es para tanto; además, total, ya estamos muertos, como dice Lisandro Alonso): el foro de Clarín sobre si hay que enseñar o no el informe de la CONADEP en las escuelas.
Entre tanta incuria, una opinión, o más bien un comentario interesante de alguien que dice que en la secundaria lo obligaron a ver La noche de los lápices, bajo amenaza de amonestaciones.
Por eso siento escalofríos cuando veo a los chicos cubanos vestiditos como "pioneros del comunismo", etc. ¿No será mejor enseñar por la contraria? Como un amigo mío, profesor de literatura en la secundaria, que afirma que hay que dar los peores libros, porque, ya que los alumnos los van a odiar de todas maneras, que odien ésos, y no los buenos.