20.4.08

Deseo de Apocalipsis

Es domingo.
Todavía tengo humo en la garganta.
Me espera una semana con tanto trabajo que no sé cómo encararla.
Perdió River.
Lo único que puede salvarme es el fin del mundo.
(Una esperanza más racional que cualquier otra.)