19.11.05

Impotencias del cuatro

- Ángel Faretta, El poder del cuatro, Buenos Aires, Sudamericana, 2005.

Terminé de leer el libro de cuentos de Faretta.
Es cierto: tengo un prejuicio contra la ciencia ficción y sus aledaños, así que todo comentario al respecto va a ser de dudosa neutralidad.
Como puse en un post anterior, el cuento primero, “Halcones de la noche”, me había suscitado algunas esperanzas. Los que siguen se dedicaron a demolerla.
No quiero ser lapidario, pero...
La nouvelle “Capítulo siguiente: desesperación” merecería un análisis más detallado, ya que está llena de cifras y guiños para distintos tipos de lectores. Incluyendo ciertos elementos cuasi autobiográficos, habida cuenta de la conocida inclinación de Faretta por el género fantástico (de cuya revaloración posmoderna es un verdadero pionero en el país).
En definitiva, el texto termina siendo una variante y una combinación bioycasariana, un mix de La invención de Morel (los temas del antagonismo entre azar y eterno retorno, el doble por cierto, pero también una figuración del cine), El sueño de los héroes (otra vez el tiempo circular, más la dudosa reproducción de un habla argentina pasada) y Dormir al sol (a través de lo que el narrador cuenta, leemos lo que omite).
Claro, como en Bioy, el riesgo que enfrenta Faretta, y contra el cual también fracasa, es la elisión de la historia: “La historia, los hechos menudos, las circunstancias de ese lugar, ahora tan lejano, me eran casi por completo indiferentes.” Más bien.

Reseña de Soledad Quereilhac (un poco lavada) en La Nación.