6.8.06

Domingo/2

Insisto con este concepto beckettiano, que ya debo de haber transcrito varias veces: ¿No es preferible un sufrimiento parejo a uno que, por sus altos y bajos, haga pensar que no es eterno?