19.8.06

¿Un comité de bioética en un hospital militar no es un contrasentido, como un jardín maternal en un convento, una biblioteca en el rancho de Bush, una vitrina de trofeos en la casa de Menotti? ¿O una especie de oxímoron, como “guerra por la paz” o “pensador español”?