6.8.06

Tarnation

Considerando este tipo de documentales freaks (como Buscando a los Friedman, otro reciente), me acordé de El desencanto, esa extraordinaria película de Jaime Chávarri -tal vez, un antecedente de los realities- en la que los herederos de Leopoldo Paunero, poeta menor de la generación del 27, se destruyen ante la cámara, cuando debían homenajear al finado.
Muy interesante Tarnation, desde ya. Pero tampoco se le puede negar cierta operación de márketing. Y la influencia del productor ejecutivo, Gus van Sant, que es un artista pero también es muy hábil. (Caouette menciona muy al pasar My Private Idaho.)