2.5.10

Fogwill prende el ventilador

Literatura comprometida
En abril escribí sobre los compromisos entre autores y agentes literarios y alguien se sorprendió porque otro alguien, considerado entre los ochenta y cuatro mejores escritores por ahora vivos de la lengua española, incurriese en la sospecha, la infidencia y la delación, temas más pertinentes a la usina de denuncias contra la corrupción kirchnerista que a la literatura.

Nota en Perfil.

(Y no lo sigan jodiendo, porque va a seguir con el tema, ¿eh?)