10.8.10

Los cromañones de Macri

Sé que hoy por hoy, en un mundo tan pos, la dialéctica está desacreditada, pero tiene una ley que suele cumplirse: la cantidad se transforma en cualidad.
Doscientos muertos en una noche horrible le costaron el puesto, salto cualitativo mediante, a un intendente anodino, en una decisión prácticamente inédita en el mundo.
¿Cuántos desastres, cuántos muertos, y en cuánto tiempo, tiene que haber para que Macri empiece a trastabillar? ¿O ya empezó? No se trata de apostar, sino de reflexionar.