2.3.06

555

En las películas norteamericanas, cuando tienen que mencionar o mostrar un número de teléfono, usan la inexistente característica 555. Supongo que lo hacen para no dar por casualidad un número real, con todos los perjuicios que eso acarrearía, al titular de la línea y, por lo tanto, a los productores de la película. Pero no hay dudas de que esa convención tan extendida y tan férrea (al menos, cuando uno adquiere conciencia de ella) contamina de irrealidad esa estética supuestamente naturalista que por lo general tiene el cine yanqui.
Hay algunos contraejemplos, simétricos. Uno que me acuerdo: en Magnolia, de P. T. Anderson, el "pastor machista" que interpretaba Tom Cruise daba un número gratis, tipo 0-800, y efectivamente se podía llamar a él y encontrarse con un mensaje grabado por el actor. Acá se da al revés, aparentemente: la ficción contamina la realidad (por lo menos, mientras dura la promoción de la pelicula...).