5.3.06

No comments

Los comentarios anónimos a los posts, sobre todo cuando son agresivos, generan una forma muy particular de paranoia, por lo menos en mí. ¿Habrá sido Fulano, Mengano, etc.? ¿Mi mejor amigo o amiga? ¿Es en broma o en serio? Después de recibir uno, miro a la gente próxima con suspicacia (especialmente si mi respuesta también fue agresiva), como si pudiera adivinar su autoría en algún gesto o en alguna intertextualidad involuntaria del diálogo. ¡Otra que la muerte del Autor! Así se padece la autoría generalizada (bueno, supongo que eso es la paranoia).