2.6.06

El Mundial da para todo, hasta para una escena cuasi borgiana en la que Quique Wolf dialogó con su pasado en el Mundial 74. Pasaba escenas de esos lamentables partidos y decía cosas como: "Para qué saltás, Quique, si no llegás." Genial.