4.6.07

Adán/Nada

No, no se trata de un comentario sobre el esperado “descargo” de Sergio Di Nucci/Bruno Morales sobre su sedicente plagio.
Es otra cosa.
En el programa de ayer de Juan Sasturáin (que hice un gran esfuerzo por no ver), éste no se privó de elogiar la extraordinaria, sí, Adán Buenosayres y de afirmar por enésima vez, con ese bizarro orgullo que tienen los intelectuales peronistas de posar como “marginados” y “malditos” (como si no hubieran estado en el poder más de 30 años), el lugar común de que a Leopoldo Marechal “le hicieron el vacío”.
En lo que atañe a la caterva liberal (por otra parte, amigotes del acusado no hacía mucho tiempo), no se me mueve un pelo. Peguémosles, está todo bien.
Pero veámoslo también por izquierda, como si no hubieran muerto las ideologías.
LM fue funcionario, aunque “menor” --convocado por Gustavo Martínez Zuviría (aka) Hugo Wast, de tristísima memoria-- del régimen nazi de 1943, y luego, del peronismo, durante el cual numerosos militantes de izquierda fueron encarcelados y torturados, y muchos gremios fueron tomados a punta de pistola por futuros burócratas sindicales que aún hoy se jactan de ello. Muchos intelectuales, de diversas tendencias (no sólo Victoria Ocampo y la madre de Borges...), fueron muy mal tratados por ese régimen, con el cual se identificaba LM y al cual representó en Europa.
También sería bueno recordar (y recalco entre paréntesis, donde debe ir, que LM me parece un gran escritor) sus colaboraciones en revistas católicas, de extrema derecha, y aun fascistas, como Sol y Luna.
Si hacemos un ránking de perseguidos y marginados, hagámoslo bien. Sobre todo ahora, que hay peronismo para 50 años más y que es kirchnerista hasta Felipe Pigna , un historiador oficial que les viene como anillo al dedo.