18.6.07

(Mientras debatimos cuasi teológicamente sobre el mal menor, los que verdaderamente mandan han impuesto su ley "antiterrorista". Sigue la opinión del CELS al respecto.)

El Centro de Estudios Legales y Sociales manifiesta su preocupación por la aprobación de la “ley antiterrorista”

El Centro de Estudios Legales y Sociales manifiesta su preocupación por la aprobación de la ley que reforma el Código Penal Argentino con el objetivo de reprimir el financiamiento del terrorismo, mediante la creación de la “asociación ilícita terrorista”. Para el CELS, "la vaguedad y amplitud de esta nueva figura penal habilita su aplicación abusiva sobre hechos que nada tienen que ver con el terrorismo".
El director ejecutivo del CELS, Gastón Chillier, remarcó que "el CELS no objeta la creación de una figura penal para reprimir delitos asociados al terrorismo, pero considera que la solución propuesta abre la puerta a la arbitrariedad en su utilización. Con esta ley podría ser criminalizada la pertenencia a asociaciones delictivas tales como las redes de trata de personas —cuyas acciones en nada se asemejan a la comisión de actos terroristas—, o a una agrupación política o social que hubiera participado de alguna protesta en el marco de la cual se cometieran delitos comunes".
Para el CELS, "la ley no sólo resulta incompatible con los desarrollos del derecho internacional en materia de incriminación de “actos terroristas”, sino que vulnera a su vez, parámetros constitucionales fundamentales que constituyen principios esenciales de todo Estado de Derecho". Chillier objetó también la celeridad con que se ha aprobado esta reforma "porque impidió la posibilidad de profundizar la discusión de un tema tan complejo como significativo para el futuro".