4.11.04

Médico telefónico

"El primer gran avance de la medicina exclusiva no se dio por medio de un instrumento médico, sino por uno de comunicación: el teléfono. Hasta su invención, las técnicas médicas se difundían a la misma velocidad para todos, en lo referido a los equipos de que disponía el médico y a la velocidad en la atención del paciente. Con el teléfono, esas técnicas continuaron al servicio de todos, aunque llegasen más temprano para algunos. En la actualidad, ya no sólo es el instrumento con el cual se llama al médico, sino que es posible realizar electrocardiogramas instantáneos a través del teléfono. Los excluidos deben esperar meses y a veces ni consiguen realizarse los exámenes que necesitan. Tal vez nada grafique más acentuadamente la degradación de la medicina de los pobres, que el sistema de comunicación usado por los enfermos tirados en el suelo de los pasillos de los hospitales, para comunicarse con los médicos: los toman de las piernas cuando pasan cerca de ellos" (Cristovam Buarque, Admirable mundo actual..., Lumen, en prensa).