20.7.08

AMIGO
El soldado no regresó del campo de batalla. –Pido permiso para ir a rescatarlo... Es un amigo. –Permiso denegado –replicó el oficial—. No quiero que un hombre arriesgue su vida para salvar a otro que probablemente haya muerto. El soldado partió igual, desobedeciendo las órdenes del oficial, y regresó dos horas más tarde, herido de gravedad y transportando el cuerpo sin vida de su amigo. El oficial enfureció. –Le dije que estaría muerto. Ahora perderé dos hombres. ¿Merecía la pena salir para traer un cadáver? –Claro que sí, señor. Cuando lo encontré todavía estaba vivo y pudo decirme: “Querido amigo, gracias por venir, estaba seguro de que lo harías”.

"Pirulo" de tapa de Página de hoy.
Al principio pensé que era un chiste.
¿El oficialismo es un viaje de ida (de la inteligencia)?
Propongo que para el Día de la Madre pongan el cuento de Olmedo, ése del tipo que a instancias de su amante le arranca el corazón a su propia madre y, cuando corriendo se cae, el corazón dice: "¿Te has hecho daño, hijo mío?"