4.7.08

Tips

A los apasionados de la literatura, los libros, y/o la mera lectura, sea como fuere, a veces, por formación o por ideología, nos es imprescindible desacralizar un poco todo eso, “desfetichizarlo”.
Aquí propongo algunos, como se dice ahora, “tips”, para intentarlo, y quizás aclare cuál uso o quisiera usar más.
1. Regalar libros (una donación a escuelitas rurales siempre hace bien a las “conciencias desdichadas”).
2. Prestarlos, sabiendo o intuyendo que no van a ser devueltos.
3. Venderlos en DeRemate o sitios similares. (Especialmente primeras ediciones o, mejor dicho, los primeros libros que uno compró cuando era chico, etc. Yo empecé vendiendo los que tenía repetidos; ahora ya liquido algunos muy preciados pero que “sé” que nunca leeré.)
4. Subrayarlos y hacer profusas anotaciones en los márgenes, con tinta. (Esto no puedo, no puedo.)
5. Leer “libros digitales” (bajándolos de Internet e imprimiéndolos uno mismo; así, todo libro, aunque sea de Vargas Llosa, por mencionar a alguien, parece de un autor postulante).