12.5.07

Pasan veinte años, vuelve él
y al verse exclaman él y ella:
-¡Dios mío, y ésta es aquélla!
-¡Santo Dios, y éste es aquél

(Campoamor)