13.11.08

Oportunidad las tarlipes

Un efecto benéfico de la crisis financiera mundial: socava un poquito más la (dolorosa) ilusión de que "en otra parte" podría ser más feliz.