8.3.09

ABC

Excelente nota de Leopoldo Brizuela (¿dónde te habías metido, Leopoldo?, espero que en tu próxima novela) sobre Bioy, en Página.
Creo que suscribo cada línea, incluso he dicho alguna que otra cosa al respecto, en otro lugar.
Sin embargo, no sé si Borges puede dejarse tan aparte, tan limpito. No diría "por algo eran amigos", pero...
Lo que en Borges era (quizás) ingenuidad política (repito, quizás) en Bioy es cinismo puro o, dicho de manera antigua, "conciencia de clase"; por eso no tenemos en éste tantos reportajes con elogios a dictaduras y otras yerbas.
Pero el Borges que aparece en su Borges no puede ser sólo una versión, su versión. Es también una intimidad, una verdad, que aflora, sin posibilidad de ser salvada por una literatura "deslumbrante" (en la que Bioy no puede resguardarse del todo, es cierto).