8.3.09

Muy grave, aunque sea de todos los días y pase inadvertido.
Lo dicho: ¡pobres, abstenerse de vivir en Buenos Aires!

La patota del desalojo
Se visten de negro y actúan de noche. Ya fueron denunciados repetidamente por amenazas, golpes, sustracción y destrucción de mercaderías. Actúan en desalojos compulsivos y corren de autopistas y plazas a quienes no tienen dónde vivir. Trabajan para el Ministerio de Espacio Público que maneja el rugbier Juan Pablo Piccardo.

Nota en Página/12.