1.3.09

... no hay nada para celebrar: la llamada “foto de la esperanza” con el trío De Narváez-Macri-Solá hiela la sangre de cualquiera al extremo de que hasta la evidencia de la mano negra de Duhalde detrás de la cámara se vuelve tranquilizadora.

Fogwill, en Perfil