22.4.07

14

en el bar donde hay piano
en la chica de los ojos
como parvas que se pudren
en la inundación
en la mano de un mendigo
que amarillea por las letras
del cartel de neón
que pulsa en lo magnético
de su sangre
o en donde vos quieras
limpiar las grietas
el caballo en la brea,
su cabeza como una campana
que aún sonara
sepultada por los escombros
de una demolición
-¿pero estas memorias no son falsas?
las lamparitas tísicas murmurando
en la tarde que pide balas,
gatos, olvido

(Francisco Garamona, Cuaderno de vacaciones, Buenos Aires, Siesta, 2003)