20.4.07

GH/2

Es fácil criticar a los "chicos de Gran Hermano" porque sólo se interesan por "estar en los medios".
Sea. Pero ensayemos un breve análisis sociológico a la violeta.
Antes, los vástagos de la clase media tenían (teníamos) ante sí el vasto campo de las profesiones "liberales": medicina, abogacía, docencia, etc. El objetivo era la movilidad social (i. e., la guita), por supuesto, y las posibilidades estaban todas ahí. Claro, disponían (disponíamos) del arsenal ideológico -justificatorio- humanista: los médicos curaban al prójimo doliente, los docentes formaban a las futuras generaciones (que serían éstas de ahora, ¿no?), los abogados eran auxiliares de la Justicia (!?).
Ahora, la guita está en "los medios". Es casi el unico camino posible para estas generaciones, escépticas con bastante razón. Su problema principal es que para esto no disponen de una ideología que los justifique. Y esto adquiere fácilmente la fisonomía desnuda del cinismo. Pero no es tan distinto.
Es cierto que una vez, hace mucho, y durante muy poquito tiempo, una parte al menos de la clase media vio otro camino o, incluso, otra meta, que estaba allí, al alcance de la mano. Ya sabemos cómo terminó el experimento, la masacre. Los chicos de GH también saben, aunque no sepan que saben.