27.1.09

Maldito

“Maldito sea de día y maldito sea de noche; maldito al acostarse y maldito al levantarse; maldito sea al entrar y al salir; no quiera el Altísimo perdonarle, hasta que su furor abrace a este hombre, lance sobre él todas las maldiciones y borre su nombre de bajo los cielos” (acta de excomunión de Baruch Spinoza, Amsterdam, 27 de julio de 1656; citada por Hugo Asch en Perfil).