29.4.04

"En cuanto a la envidia, sabemos que no se trata de una apetencia del objeto del otro, sino de lo insoportable de una imagen de completud formada por el otro y su objeto, para la mirada envidiosa y por la mirada envidiosa. No es seguro que a cada uno le guste lo que tiene el otro, pero sí que es difícil soportar el hecho de que alguien tenga lo que quiere" (Germán García, "El sacrificio, la envidia y la 'intratabilidad' de Lacan. Sobre dinero, mujeres y análisis", Página/12, 31/7/03).