29.8.09

Papeles viejos/8

- Manuel López de Tejada, La culpa del corrector, Buenos Aires, Sudamericana, 2000.

Cuando me comentaron sobre esta novela, el cuore me dio un vuelco. ¿Puede ser que todos me primereen?
Para peor, el pibe éste es como mi sombra negra: su primer libro de cuentos se llama Simulacro.
La novelita es buena (el diminutivo es descriptivo, aunque no pueda disimular la envidia), no gran cosa. Robó alguna cosita a Saramago, creo: cuando la novia del corrector le propone que empiece a escribir y él se resiste. ¿Y a mí, me habrá robado algo? Hay un tufillo... pero no, no puede ser. ¿Cómo? “La culpa siempre es del corrector...”
En todo caso, la novela es un poco heterogénea y, a la vez, demasiado breve. Los “tipos” de correctores daban para mucho más. Uno se confunde un poco desde el punto de vista del argumento y no sé si eso lo buscó del todo el autor; me parece más un resultado de la excesiva concisión del relato. Como si hubiera extendido y combinado un par de cuentos distintos (la historia de los correctores y la del hombre que se despierta con otra cara), en el afán de “escribir (y publicar) una novela”.
Pero el conjunto es interesante.

(2000)