23.10.09

Novedad


Proclamas y prácticas autorratificantes son algunas de las más destacadas característica de los movimientos de la vanguardia latinoamericana en la agitada década de los años 20. Estos grupos de jóvenes -en irónica réplica a los festejos de los centenarios organizados por los mayores- encontraron en sus respectivas revistas la manera más adecuada y eficaz para intervenir no solo en el exterior de los hechos políticos sino en la zona intermedia de la experiencia urbana. En Buenos Aires, el grupo martinfierrista sentenciará la búsqueda de "una nueva sensibilidad"; será "arte revolucionario" para la limeña y aún peruana Amauta; "voluntad crítica" dictaminará el mexicano grupo sin grupo de Contemporáneos; los apristas cubanos de Atuei buscarán ser "nuevos en el espíritu"; mientras los tripulantes de la también cubana Revista de avance se disponen a "levar el ancla". La presente antología presenta algunos de los contrapuntos de las relaciones, siempre en tensión, entre intelectuales, política, arte y literatura. Relaciones posibles por causa y a causa de estas revistas, que solo son algunas de las que circularon en nuestro continente.

Gabriela Carcía Cedro - Susana Santos