21.6.05

Berger, again

Lo prometido es deuda.
"Alguien pregunta: ¿Sigue siendo marxista? La devastación producto del afán de ganancia, tal como la define el capitalismo, nunca fue tan grande como en la actualidad. Casi todo el mundo lo sabe. ¿Cómo, entonces, es posible no prestar atención a Marx, que vaticinó y analizó la devastación? La respuesta podría ser que la gente, mucha gente, perdió toda orientación política. Sin mapas, no sabe a dónde se dirige.
(...)
Mientras tanto -y la resistencia política a menudo comienza en un mientras tanto- lo más importante que hay que entender y recordar es que los que lucran con el caos actual, cuyos comentaristas están insertos en los medios, continuamente tergiversan la información y desorientan. Nunca debe discutirse con sus declaraciones ni con la serie de términos robados que acostumbran usar. Hay que rechazarlos de plano y abandonarlos. No llevarán a nadie a ninguna parte" (John Berger, reportaje en Ñ del sábado).