21.6.05

Tres notas...

... sobre

Néstor Sánchez, La condición efímera, Buenos Aires, Sudamericana, 1988.

1. En “Diario de Manhattan”, al protagonista lo sigue un “clochard”, palabra “cortazariana” por excelencia (en el contexto geográfico, se hubiera esperado un “homeless”).

2. Autodefinición de un estilo, en “Las grandes maniobras”: “una continuidad relativa de frases breves, indecisas, signadas por la falta de un motivo más o menos explícito...”.

3. De “La comarca”: “... los habitantes de cada comarca son reacios al objeto libro, a la apatía de convencimiento que reclamaría. Lo sustituyen por una forma muy peculiar de tradición oral libre de especialistas: habla (y convoca a su modo la sapiencia común) sólo quien se reconoce en una fase decisiva del estado de gracia”.