5.2.05

Advocatus diaboli

Odio profundamente la turba de los grandes señores y de los sacerdotes,
pero más odio al genio que se compromete con ellos.

(Holderlin)