10.2.05

Colonia

Durante nuestras recientes vacaciones, fuimos con mi esposa a Colonia, un día y medio, a un buen hotel frente al río (en el que, dicho sea de paso, también estaba alojado Juan Martini, cuya última novela se llama, precisamente, Colonia).
Pleno sol, linda pileta, buena comida. Me dice Silvia: "¿Ves por qué los ricos no la van a largar nunca? La buena vida es demasiado buena." O algo así. Pero irrefutable.