27.2.05

Punk style

Cuentan que los Sex Pistols estaban en gira por el interior de los Estados Unidos y una mañana pararon a desayunar en uno de esos boliches ruteros. Mientras se mandaban unos huevos fritos, entraron camioneros que, al ver al grupo de estrafalarios punks, se acercaron para provocarlos. Sid Vicious, entonces, se sacó una hojita de afeitar de las que le colgaban del cuello o de las orejas, se hizo un tajo en la mano y echó sangre en sus huevos fritos; luego, tranquilamente, mojó el pan y se lo llevó a la boca. Los camioneros huyeron despavoridos.