8.4.05

Papabiles

Pongo algunas fichas a Josef Ratzinger, verdadero cerebro (diría "monje negro" si no fuera redundante) del papado en las últimas décadas. Es cierto que está viejo y que le convendría seguir siendo "el poder detrás del trono (papal)", pero no habría que descartar su humana, humanísima ambición de quedar en la historia.
Claro que, si buscaran un impacto digno del anterior papa, tendrían que elegir, por lo menos, a uno negro, pero ¿quién se imagina tal cosa?