5.1.05

Ciudad rosa chirle

Ayer vi, haciendo zapping, ese programa nuevo del 13 que se llama Ciudad roja.
Supongamos que no se nota que está todo “arreglado”, como la mayoría de los realities. Difícil, porque es demasiado evidente, pero hagamos un esfuerzo.
Yo ya estoy retirado, pero ¿es cierto que, en pleno 2005, sigue siendo tan difícil echarse un polvo? Parece que hay que correr de noche en Palermo (chupando dióxido de carbono a lo loco), recorrer bares de moda para tomarse varios tragos (y merca, agregaría yo), ir a bailar a las cuatro de la mañana (más falopa) y, “si pinta una minita”, llevársela cuando se pueda y apretarla contra un árbol.
(En todo ese tiempo, yo me leería tres libros; y, en todo caso, después trataría de llamar a alguna chica que haya hecho lo mismo.)
Si fuera soltero, pediría asilo en Brasil o Suecia.
Y, después, esa especie de cámara Gesell con varias chicas “modernas”... ¡Santo Dios! Creen que porque dicen “garchar” a cada rato son menos histéricas.
Bueno, ya gasté demasiados bits en esto.