11.1.05

"Otto, mi exmarido, era disléxico y sólo podía escribir bien su nombre" (Woody Allen, Ladrones de medio pelo).