20.1.05

“Entonces adoptaba la forma de innúmeras y detestables galeras (palabra que prefiero a galerada porque evoca el trabajo forzado, la prisión y la claustrofobia) de prueba que yo debía corregir para Vanidades” (Cabrera Infante, “Una inocente pornógrafa. Manes y desmanes de Corín Tellado”).