2.9.09

España... (final)

(UNA CANCIÓN EN CORO)

Todo el camino sabemos;
están los rifles engrasados;
están los brazos preparados;
¡Marchemos!

Nada importa morir al cabo,
pues morir no es tan gran suceso:
¡malo es ser libre y estar preso,
malo, estar libre y ser esclavo!

Hay quien muere sobre su lecho,
doce meses agonizando,
y otros hay que mueren cantando
con diez balazos sobre el pecho.

Todos el camino sabemos;
están los rifles engrasados;
están los brazos avisados:
¡Marchemos!


Así hemos de ir andando,
severamente andando, envueltos en el día
que nace. Nuestros recios zapatos, resonando,
dirán al bosque trémulo: «¡Es que el futuro pasa!»
Nos perderemos a lo lejos... Se borrará la oscura masa
de hombres, pero en el horizonte, todavía
como en un sueno, se nos oirá la entera voz vibrando:

...El camino sabemos...
...Los rifles engrasados...
...Están los brazos avisados...


¡Y la canción alegre flotará como una nube sobre la roja lejanía!